tipos de puertas para interiores

Aunque no sean tan visibles como las de fuera ni tengan tanta importancia para la seguridad, las puertas interiores son un elemento clave en la decoración de cualquier hogar. Por eso hoy, desde nuestra empresa de cerrajeros en Madrid, hablamos de los tipos de puertas para interiores que se pueden encontrar en el mercado, para que decidas cuál elegir.

Tipos de puertas para interiores

Puertas de bisagra

Las puertas de bisagra, también conocidas como puertas batientes o puertas de paso son las más habituales dentro de las casas. Un extremo se monta sobre las bisagras y el otro se balancea.

Puertas de persiana

Una puerta de persiana tiene aletas de madera (a menudo llamadas listones o persianas) que permiten la ventilación abierta, preservando la privacidad y evitando el paso de la luz al interior. Al ser estructuras relativamente débiles, son principalmente utilizados para armarios.

Puertas francesas

Una puerta francesa tiene paneles rectangulares de vidrio que se extienden en toda la longitud. Las puertas francesas se utilizan generalmente como una forma de dividir las habitaciones sin comprometer la visibilidad o dar la sensación de una gran sala abierta.

Puertas holandesas

Las puertas holandesas no se ven mucho por nuestro país, pero son fáciles de identificar por su diseño. Se caracterizan por estar divididas horizontalmente y tener paneles separados en la parte superior e inferior. Una puerta de este tipo podría ser una buena opción para habitaciones como la cocina.

Puertas plegadizas

Las puertas plegadizas son un conjunto de puertas articuladas entre sí, de modo que pueden plegarse para abrirse. Estas puertas se emplean comúnmente para áreas como el baño, la despensa y los armarios.

Puertas correderas

Las puertas correderas son puertas que se deslizan dentro y fuera de un espacio escondido dentro de la pared. Se las llama puertas de bolsillo, porque es como si se pudieran esconder en el bolsillo cuando se desea.

Puertas enrollables

Como su propio nombre indica, estas puertas pueden enrollarse sobre sí mismas, algo que viene facilitado por el hecho de estar dividas en secciones. Este tipo de puertas suelen ser exclusivas de garajes, pero también pueden encontrarse en otras ubicaciones.

Puertas pivotantes

Son muy parecidas a las que todos conocemos del lejano oeste, solo que la puerta tiene una única hoja. Las puertas pivotantes prescinden de manijas, porque se abren empujándolas. Se están poniendo de moda en las casas más modernas.

¿Con cuál de estos tipos de puertas para interiores te quedas? Te esperamos en los comentarios.