tipos de puertas de garaje

¿Pensando en cambiar la puerta del garaje? La elección puede no ser fácil, como siempre que tienes varias opciones. Te hablamos de los tipos de puertas de garaje que puedes utilizar. ¿Quieres conocerlos?

Tipos de puertas de garaje

Las puertas de garaje están disponibles en cuatro tipos básicos: Pueden oscilar hacia fuera, girar hacia arriba, enrollarse, o deslizarse hacia un lado.

Aparte de conocer el tamaño de la puerta del garaje, hay cuatro cosas que usted tendrá que decidir con el fin de comprar la puerta del garaje adecuado para su hogar. Éstas incluyen:

  • presupuesto
  • tipo de puerta (sistema de paneles)
  • material
  • tipo de apertura (sistema de tracción)

Hay 3 tipos básicos de puertas de garaje, definidas por la forma en que funcionan mecánicamente. Éstas incluyen:

  • Seccional: el tipo más común de puerta de garaje hoy en día, la puerta seccional se divide en 5-8 paneles horizontales conectados por bisagras. Esto permite que la puerta se enrolle hacia el interior del garaje y sobre la parte superior de del coche.
  • Panel Individual: una sola puerta de panel rígido que se levanta en ángulo, y luego se desliza por la parte superior del garaje como una sola pieza.
  • Puerta enrollable: funciona como una puerta seccional, pero hay muchos más paneles y la puerta en realidad rueda sobre sí misma, como una especie de estera de la playa.

Hay varias opciones de materiales disponibles para puertas de garaje. Los tipos más comunes son los siguientes:

  • Puertas de madera: son pesadas, requiere la renovación del acabado cada año y suelen ser caras. Sin embargo son las más estéticas y la primera elección para quienes optan por la decoración.
  • Puertas de aluminio: ligeras, resistentes a la corrosión y de precio moderado. En cambio es difícil adornarlas para que resulten bonitas.
  • Puertas de acero: pesadas, durable y de bajo costo. En comparación con las de aluminio, las puertas de acero son más fáciles de pintar y de poder añadir texturas ricas.
  • Puertas de fibra de vidrio: ligeras, duraderas, baratas y fáciles de pintar. El único inconveniente es su apariencia de “demasiado baratas”.
  • Puertas de vinilo: ligera, resistentes y baratas. Como pega principal: pueden deformarse en el calor extremo.
  • Puertas premium con aislamiento térmico: son una excelente opción para climas extremos, pero pueden ser un lujo innecesario en climas normales.

¿Cuál de estos tipos de puertas de garaje crees que es mejor para ti? No dejes de comentar y si tienes alguna duda puedes contactar con los mejores cerrajeros de Madrid.