tipos de llaves para puertas

Llaves de casa, llaves del coche, llaves de cajas fuertes… La variedad es amplia y va desde los modelos más conocidos a los menos comunes. En este post, repasamos los principales tipos de llaves para puertas que existen, a partes de las llaves comunes de puertas que ya todos conocemos:

Tipos de llaves para puertas

Llaves de doble cara u de cuatro lados

Estas llaves se utilizan normalmente en las cerraduras de casa. Se diferencian de las teclas normales en que tienen dos o cuatro conjuntos de dientes en ello, lo que las convierte en más duraderas y hace que las puertas sean más difíciles de abrir por los intrusos.

Llave con chip o llave Transponder

Es una llave electrónica para los automóviles modernos que se activa mediante una señal de radio enviada desde el coche cuando se coloca en el encendido. Son increíblemente difíciles de duplicar, disminuyendo así la posibilidad de que alguien que hace una copia y tratar de robar su coche.

Keycards o llaves magneticas

Si te he alojado en un hotel que ha usado una tarjeta de acceso. Una tarjeta de acceso es una pequeña tarjeta plana que se inserta en un mecanismo en la puerta para abrirla. El mecanismo lee la firma, se encuentran normalmente en una banda magnética en la tarjeta, para desbloquear la puerta.

Llaves maestras

Una llave principal está diseñado para abrir un conjunto de varias cerraduras. Las cerraduras que tienen llaves maestras tienen un segundo conjunto de mecanismo utilizado para abrirlos que es idéntica a todos los otros en el conjunto de cerraduras.

Llaves tubulares

También conocidas como una llave barril, una llave tubular es una pequeña llave con un eje cilíndrico utilizado para abrir cerraduras tubulares. Estas llaves se encuentran típicamente en artículos tales como máquinas expendedoras y cerraduras de bicicletas, entre otros. Estas llaves son a menudo más difíciles de duplicar llaves estándar.

Llaves paracéntricas

Una llave paracéntrica es una llave que se utiliza para abrir una cerradura paracéntrica (obviamente). Es reconocible por sus pequeños dientes en el extremo de la llave y su forma de la hoja retorcida. A menudo se utiliza en las cárceles.

Tanto las puertas exteriores como las interiores pueden necesitar una llave. Las exteriores por seguridad y las interiores por privacidad. Sin embargo, hay más cosas que pueden tener cerradura y, por tanto, necesitar alguna de los tipos de llaves de los que hemos hablado.