cerraduras de seguridad

Entradas seguras

La utilización de puertas de seguridad, tanto puertas blindadas como puertas acorazadas, se ha hecho bastante popular. Los precios de las puertas blindadas han bajado mucho en los últimos años y su uso es muy normal. No solo la estructura de la puerta es de seguridad, también las cerraduras son planificadas. Las cerraduras de seguridad incluyen todo tipo de artilugios que las hacen casi inexpugnables.

A pesar de que se han convertido en una premisa básica en la construcción de casas seguimos desconociendo muchos de los aspectos que las caracterizan.

Utilidad

Las puertas de seguridad no son absolutamente inquebrantable. Hasta la puerta mas segura del banco mas seguro se puede abrir. La diferencia con el resto de las puertas es que opondrán mas resistencia en caso de ser forzadas.

Una puerta blindada no es igual que una puerta acorazada, de hecho sus estructuras tienen poco que ver.

En el caso de las blindadas, la puerta es semejante que una puerta sin protección extra, la diferencia reside en que el material principal, normalmente madera, ha sido recubierta interiormente con una chapa de hierro. La resistencia a los golpes aumenta respecto a las puertas normales debido a su refuerzo interior.

Las puertas acorazadas están hechas de acero o hierro. El caso típico son las puertas d las cajas fuertes. Existen puertas para casas o edificios acorazadas, revestidas de un material que las embellezca y las de un aspecto acorde con el edificio.

Legislación

La Unión Europea ha desarrollado una normativa que aplica una escala a las puertas de seguridad. La medida se basa en ataques de choque y resistencia pero no mide ataques de habilidad como por ejemplo palancas o ganzúas.

Una puerta calificada con un grado cuatro o superior por la normativa europea puede ser considerada como una puerta resistente a la mayoría de los ataques corrientes que una puerta puede sufrir.

Cerraduras

Una utilización masiva de cerraduras no es sinónimo de seguridad. Varias cerraduras débiles no son ningún problema para una ganzúa hábil. Lo ideal es la utilización de cerraduras especiales como las que incorporan cilindro de seguridad, y que hacen que la ganzúa no pueda activar el sistema de apertura.

Hasta hace poco las cerraduras de Borja o de doble paleta eran consideradas bastante seguras, pero por medio de nuevos métodos de apertura también han acabado por ser fáciles de forzar.

Es necesario informarse acerca de las características de una puerta, al fin y al cabo es la primera, y a veces la última de nuestras protecciones. El tipo de puerta que vamos a utilizar, así como las características de la cerradura son fundamentales a la hora de elegir una puerta de seguridad. Consulta con nuestros cerrajeros de Madrid para que te den información detallada sobre tu caso particular.