partes de una cerradura

¿Sabes cómo se llaman las partes de una cerradura para puerta? Puede que te lo hayas preguntado cuando has tenido un problema con la cerradura de casa o simplemente por curiosidad. En cualquier caso, estás a punto de descubrirlo, porque vamos a contártelo en este post.

Partes de la cerradura de una puerta

Existen muchos tipos de cerraduras, como vimos en nuestro post anterior sobre tipos de cerraduras de seguridad. A pesar de la gran variedad, los elementos de cualquier tipo de cerradura son muy similares. Nosotros hablaremos de los elementos de las cerraduras de embutir, que son las más habituales en las puertas de casa. Este tipo de cerraduras se llaman así porque van embutidas en la hoja de la puerta.

Hay seis partes de una cerradura y son las siguientes:

  • Pomo
  • Bombín o Bocallave
  • Frontal
  • Resbalón
  • Paletón
  • Cerradero

Posiblemente solo sepas lo que es el pomo, así que vamos a explicarte en qué consiste cada uno de estos elementos:

Pomo: es el agarrador o tirador que se acciona para abrir la puerta. También se llama manija o manilla.

Bombín o Bocallave. Cuidado porque no es lo mismo bombín que bocallave. Bombín (se llama también bombillo o cilindro)  es pieza dónde se introduce la llave para poder abrir la cerradura. Lleva un mecanismo que mueve los cierres de la cerradura al introducir la llave. El bombín sobresale de la puerta y puede tener varias formas: de pera, redondos u ovalados.

No todas las cerraduras llevan bombín, las que no lo tienen llevan en su lugar una bocallave, que es simplemente un orificio donde insertar la llave.

Frontal. Es la parte de la cerradura que se ve en del canto de la hoja de la puerta. Llevan los tornillos que unen el bombín a la cerradura y los que fijan la cerradura a la puerta.

Resbalón. Es una pieza que tiene un lado en forma de cuña. Al girar el pomo, el resbalón se retrae dentro de la puerta, para dejar que se abra. Al cerrar la puerta, el resbalón la mantiene cerrada.

Paletón. Tiene la misma función que el resbalón, pero funciona con llave. Al abrir con llave el paletón se retrae y permite abrir la puerta.

Cerradero. El resbalón y el paletón se insertan en el cerradero, una placa metálica en el marco de la puerta.

Esas son las partes de la cerradura de una puerta. Ya sabes que para cualquier problema de cerrajería puedes contar con nuestros cerrajeros en Madrid disponibles las 24 horas del día.