cerraduras magneticas para puertas

En casi cualquier hotel en el que te alojes encontrarás que la puerta no se abre con llave, al menos no con una llave tradicional, sino con una tarjeta magnética. Son un ejemplo de las modernas cerraduras magnéticas para puertas. ¿En qué consisten las cerraduras magnéticas? ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas frente a las cerraduras tradicionales?

Qué son las cerraduras magnéticas para puertas y cómo funcionan

Las cerraduras magnéticas para puertas, también llamadas cerraduras electromagnéticas tienen dos partes: electroimán y placa inducida (una lámina metálica). El electroimán está en el marco y la placa a la puerta. Ambos componentes contactan cuando la puerta está cerrada. Cuando se energiza el electroimán, se crea un flujo magnético que hace que la placa de armadura para atraer al electroimán, bloqueando la apertura de la puerta. Al dejar de recibir corriente eléctrica, se permite la apertura de la puerta.

¿Cómo se puede cortar la corriente para que la puerta se abra? Existe un botón que corta el suministro de energía y permite que la puerta se desbloquee durante unos segundos. Es el típico mecanismo que habrás visto en los bancos, donde al entrar tienes que llamar al timbre para que alguien te abra desbloqueando la puerta.

 Podemos encontrar dos tipos de cerraduras magnéticas, que podemos llamar “con bloqueo” o “sin bloqueo”. Las cerraduras magnéticas con bloqueo permanecen cerradas cuando no hay corriente en el edificio, mientras que las cerraduras sin bloqueo se desbloquean cuando no hay corriente.

Las cerraduras con bloqueo son adecuadas para puertas de seguridad, que tienen que permanecer cerradas aunque haya un apagón o cualquier corte de electricidad. En cambio las cerraduras sin bloqueo son adecuadas para salidas de emergencia (imagínate que haya un incendio en el edificio y las puertas de seguridad se quedasen bloqueadas).

Ventajas y desventajas de las cerraduras magnéticas para puertas

Ventajas

  • Fácil instalación: las cerraduras magnéticas son más fáciles de instalar que las cerraduras convencionales, al no haber partes interconectadas.
  • Rápida apertura: el desbloqueo de la puerta es instantáneo, no hay que pelearse con ningún cerrojo.
  • Robustez: las cerraduras magnéticas son más resistentes a golpes u otro tipos de daños. No se pueden “forzar” del mismo modo que otras cerraduras y no hay partes móviles que se puedan romper.

Desventajas

Requieren software adicional para ser más segura

  • En comparación son más caras
  • Requiere una fuente de potencia constante con el fin de ser seguro.
  • Como ya hemos dicho, algunas pueden abrirse en caso de corte de electricidad.

¿Qué piensas de las cerraduras magnéticas para puertas? ¿Instalarías una en tu casa? ¡No te vayas sin comentar! Y si tienes alguna duda, nuestros cerrajeros de Madrid te la resuelven sin compromiso