data-key-571156_1280

Las cerraduras eléctricas para puertas son una alternativa novedosa a las cerraduras tradicionales. Nuestros cerrajeros de Madrid te ponen al tanto de toda la información actual

Las cerraduras electrónicas son una manera de reemplazar a las llaves o añadir funciones de automatización adicionales, como el bloqueo remoto o desbloqueo. Aunque se encuentran más comúnmente en los coches, muchos proveedores de seguridad de última generación ofrecen cerraduras electrónicas para hogares y negocios.

¿Cómo funcionan las cerraduras eléctricas para puertas?

Las cerraduras electrónicas tienen “actuadores”, que conectan el perno un pequeño motor completamente enterrado dentro de la puerta o el marco en sí. El motor es controlado por un impulso eléctrico, que puede ser activado de varias maneras, dependiendo del tipo de cerradura eléctrica: por un lector de tarjeta electrónica, por un teclado o por un sensor de control remoto inalámbrico. De cualquier forma, el sistema de cierre electrónico está configurado para iniciar el accionador a motor y abrir la puerta sólo una vez que haya recibido la entrada electrónica correcta.

Tipos de cerraduras eléctricas para puertas

El tipo de cerradura eléctrica depende del modo de apertura. Cada método tiene sus pros y contras. Las  tarjetas de acceso o mandos de control remoto, pueden perderse o dañarse, mientras que los códigos o claves numéricas se pueden olvidar. Los códigos de teclas se pueden cambiar rápida y fácilmente por el usuario cuando sea necesario, pero cambiar candados y llaves es mucho más complicado.

Una desventaja de las cerraduras eléctricas es que los fallos electrónicos pueden hacer que la puerta se mantenga bloqueada hasta que vuelva la electricidad. Para evitar estas cosas, muchas cerraduras electrónicas tienen una combinación de control de bloqueo físico y electrónico en la misma puerta. Esto proporciona un nivel adicional de comodidad y seguridad para el usuario.

Con un sistema automatizado sofisticado, las cerraduras electrónicas pueden ser controladas y monitorizadas de forma remota. En el caso de coches, esto significa que se pueden bloquear y desbloquear las puertas cuando todavía estás a cierta distancia del vehículo. Con casas o negocios, esto puede significar aún más. Los sistemas automatizados pueden ser programados para bloquear las puertas a determinadas horas, por si al dueño se le olvidó cerrar. Las aplicaciones de monitoreo remoto pueden permitirle utilizar un smartphone para ver si hay puertas abiertas, y cerrarlas desde cualquier parte del mundo.

¿Qué opinas de las cerraduras eléctricas para puertas? ¿Tienes alguna instalada en tu casa o en tu negocio? ¿Te gustaría probarlas? Esperamos tu opinión en los comentarios.