baby-390555_640

La preocupación por la seguridad de sus hijos hace que no pocos padres se planteen la posibilidad de instalar cámaras de vigilancia para bebés. Pero, ¿son realmente efectivos estos dispositivos? A continuación te damos todas las claves que, desde nuestra información como cerrajeros en Madrid, podemos brindarte.

Cámaras de vigilancia para bebés: pros y contras

Las cámaras de vigilancia para bebés son cámaras especializadas diseñadas para parecerse a algún artículo mundano  de la casa. Las alarmas de humo, relojes, ambientadores, tomas eléctrica y altavoces estéreo son ejemplos típicos de objetos que pueden albergar una de estas cámaras. Su uso tiene varias ventajas, pero también hay algunas desventajas de depender de este tipo de seguridad.

La mayor ventaja es tener un par de ojos de alquiler disponibles las 24 horas para vigilar a tu bebé. Hay cámaras de seguridad que sirven a este propósito en una gran variedad de formas y para prácticamente cualquier situación. Si quieres ver el vídeo en directo desde una ubicación remota, hay cámaras que pueden hacerlo. Si deseas grabar lo que está sucediendo para almacenarlo como prueba, también hay cámaras que almacenan las imágenes en formato digital. Existen cámaras para cualquier presupuesto, sin embargo, incluso las más baratas pueden tener muchas características de utilidad.

Uno de los principales motivos por los que los padres recurren a las cámaras de vigilancia para bebés es descubrir si sus hijos están bien cuidados en su ausencia. Puede ser que los padres sospechen que los cuidadores dan un trato negligente a sus hijos o simplemente deseen curarse en salud.

Incluso si no hay necesidad de grabar secretamente al cuidador mientras se está fuera, puede ser útil usar una cámara de vigilancia como herramienta de disuasión. Simplemente con informar a la niñera de que se la está grabando y conseguir su consentimiento para hacerlo, puede darte una importante sensación de seguridad y, al mismo tiempo, establecer una relación de confianza con la niñera. ¿Hay qué decirle al cuidador que hay una cámara grabando? Eso depende de la persona, pero si el cuidador descubre la cámara por azar, la relación entre padres y cuidador puede empezar a resentirse por la desconfianza mutua.

Pero, ¿son eficaces estos dispositivos? Puede que no tanto, por ejemplo, a menos que se pueda observar toda la casa, los peligros que puedan estar ocurriendo en algún otro lugar de la casa son invisibles. Por lo que la vigilancia solo es efectiva cuando el bebé está en la misma habitación que la cámara.

¿Qué opinas? ¿Instalarías una cámara de seguridad en el cuarto de tus hijos? Esperamos tus comentarios.