camaras de vigilancia en casa

Las familias cada vez están más concienciadas con respecto a todo lo que implica la seguridad en el hogar. Por eso algunos deciden reforzar la seguridad instalando cámaras de vigilancia en casa. Hoy hablamos de las ventajas y desventajas de este tipo de sistemas.

Ventajas de las cámaras de vigilancia en casa

Disuasión. El uso de cámaras de vigilancia aumenta la seguridad en las áreas dónde se instalen. Este incremento se debe en gran parte al poder disuasorio de las cámaras. El potencial ladrón sabe que todos sus movimientos serán grabados

Recolección de pruebas. En el caso de robo o asalto, la información proporcionada por las cámaras de seguridad puede ser crucial para resolver el delito y constituyen una prueba importante en el juicio.

Apoyo sólido para las reclamaciones de seguros. El material grabado de un robo o vandalismo debería ser suficiente para validar tu reclamación al seguro.

Ayuda para el sistema de alarma. Una de las mejores formas de experimentar todas las ventajas de las cámaras de seguridad es combinarlas con un sistema de alarma.

Desventajas de las cámaras de vigilancia en casa

Invasión de la privacidad. La mayor desventaja de las cámaras de seguridad es la sensación de invasión de falta de intimidad que generan. Los habitantes de la casa pueden sentirse molestos sabiendo que todo lo que hacen es grabado y visto por alguien (aunque ese alguien sea un profesional de una empresa de seguridad).

No impide el robo. Las cámaras capturan lo que está pasando en tu casa, pero no pueden detener un robo en acción. Por tanto son, como decimos, más un elemento disuasorio que una barrera real contra el robo.

Confiabilidad cuestionable. La grabación recogida por las cámaras no es fiable 100%, la calidad de la imagen puede no ser la mejor en ciertas condiciones. Esto puede llevar a seguir falsas pistas. Además, muchos ladrones usan pasamontañas para evitar ser reconocidos.

En resumen, ¿son las cámaras de vigilancia en casa una buena opción para ti? Solo tú puedes decidirlo, pero esperamos que este post te haya dado elementos suficientes para decidir. Si te atrae el poder disuasorio de las cámaras pero te preocupa tu privacidad, puedes optar por instalar cámaras falsas. Estás cámaras son simuladas: no graban, por lo que respetan tu intimidad, pero hacen creer a los posibles ladrones que están siendo grabados, así que el efecto disuasorio sigue en pie.

Decidas o no instalar una cámara de vigilancia, un complemento necesario es tener una buena cerradura de seguridad. Llama a nuestros cerrajeros de Madrid y te instalaremos la cerradura más segura para tu hogar.